Lecturas de hoy 6 de junio 2024

por LaFeCatolica
Lecturas de hoy 6 de junio 2024

Novena semana del Tiempo Ordinario:
Lecturas de hoy 6 de junio 2024.
Primera lectura de hoy de la segunda carta de san Pablo a ‘Timoteo 2, 8-15’.

Queridos hermanos: Recordad siempre que Jesucristo, descendiente del rey David, resucitó de entre los muertos, según el Evangelio que predicó. Por causa de este evangelio, sufro al punto que llevo cadenas como un criminal; Pero la palabra de Dios no está restringida. Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que también ellos sean salvos en Cristo Jesús, y con él para la gloria eterna. Es verdad lo que dicen: Si morimos con él, viviremos con él.

Si nos mantenemos firmes, reinaremos con él; Si lo negamos, Él también nos negará a nosotros. Si nosotros no le somos fieles, Él permanecerá fiel. Porque no puede contradecirse. Esto es lo que debes enseñar. Ante el Señor, advirtió a la gente que no discutieran por palabras inútiles que sólo dañan a quienes las escuchan. Procura presentarte ante el Señor como un trabajador perfecto que no tiene nada de qué avergonzarse y un fiel predicador de la verdad.


Salmo responsorial de hoy. 24 Señor, enséñame tus caminos.

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Salvador y Dios.
Señor, enséñame tus caminos.
El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes.
Señor, enséñame tus caminos.
Las sendas del Señor son misericordia
y fidelidad para los que custodian su alianza y sus mandatos.
El Señor se confía a los que lo temen,
y les da a conocer su alianza.


Evangelio de hoy:
Lectura del santo evangelio según san ‘Marcos 12, 28-34’.

En aquel tiempo se acercó a Jesús un escriba y le preguntó: ¿Cuáles son los primeros mandamientos? Respondió Jesús:
El primer mandamiento es: Escuchad, pueblo de Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amareis al Señor, tu Dios, con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma, con toda vuestra mente, con todo vuestro ser. El segundo mandamiento es este: Amareis a vuestro prójimo como a ti mismo.

No hay mandamiento mayor que estos. El escritor respondió: “Está bien, Maestro”. Tienes razón cuando dices que hay un Dios y no hay otro más que Él, y que le amas con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas, y que amas a tu prójimo como tiene razón. para ti. Valioso. Sobre todo holocaustos y sacrificios. Jesús observo que lo que decía era muy razonable, entonces le dijo: ‘No estáis lejos del reino de Dios’. Nadie se atrevió a hacerle más preguntas.


Reflexión sobre San Marcos 12, 28-34: Los Mandamientos del Amor:

En el Evangelio según San Marcos 12, 28-34, Jesús responde a una pregunta crucial: “¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?” Su respuesta resume toda la Ley y los Profetas en dos mandamientos que se interconectan profundamente: amar a Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo. Este mensaje enfatiza que el amor a Dios no puede separarse del amor al prójimo, pues ambos son esenciales para vivir una vida de fe auténtica.

Amar a Dios y al Prójimo: La Esencia de la Fe Cristiana

Jesús afirma que amar a Dios completamente y amar al prójimo son los pilares de la fe cristiana. Este amor no es solo una emoción, sino un compromiso activo que trasciende las palabras. El escriba reconoce que este amor vale más que todos los holocaustos y sacrificios, subrayando que las acciones rituales sin amor verdadero son insuficientes. Amar a Dios implica dedicar cada aspecto de nuestra vida a Él, y amar al prójimo refleja este amor divino en nuestras relaciones humanas.

La Proximidad al Reino de Dios

Cuando Jesús le dice al escriba que no está lejos del Reino de Dios, señala que entender y vivir estos mandamientos acerca a las personas al corazón de la voluntad divina. Este pasaje nos invita a reflexionar sobre nuestra propia vida: ¿Estamos amando a Dios con todo nuestro ser? ¿Reflejamos ese amor en nuestro trato hacia los demás? La verdadera religión no se mide por rituales, sino por el amor genuino y desinteresado.

En conclusión, San Marcos 12, 28-34 nos recuerda que los mandamientos del amor son el fundamento de nuestra fe y práctica cristiana. Al vivir estos mandamientos, no solo cumplimos con la ley divina, sino que nos acercamos al Reino de Dios y transformamos nuestras comunidades a través del amor y la compasión.

Related Posts

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más

Adblock detectado

Ayúdenos deshabilitando su extensión AdBlocker de sus navegadores para nuestro sitio web.